domingo, febrero 25, 2007

Carta a Gracia (" Conductas Suicidas ". La Conclusión)


24 de febrero de 2007.

Gracia:
Nueve meses después; habiendo coexistido con un sin número de situaciones y personas; regreso al mismo lugar, con el simple objeto, de afrontar, esta jodida carta tuya, tan perniciosamente infantil, tan pelotudamente demoledora.
Mi facultada ubicuidad me traslada aquel momento en que recibí tu misiva; revivo el ahogo mortal que estrangulaba mi orgullo mientas leía, no, no leía, interpretaba, tu jeroglífica-despedida: 1) Inspiración y Muerte Inicial: “... Te quiero mucho y te lo digo en serio, se que no me lo crees, pero es así, creo que lo mejor es que dejemos todo hasta aquí...”. 2) Lapsus e Inconciencia: “....Te quiero, te quiero, te quiero Gabriel, pero necesito tiempo para asimilar lo que me esta pasando ...” 3) Expiración y Muerte Final: ” prefiero que todo se quede hasta aquí.. prefiero eso, antes que vivir toda la vida diciéndole tú al mundo: ella era la ultima, después de ella nadie, te lo dije las promesas se rompen..” .
Pues te equivocaste Gracia; ”la promesa no se rompió”, mi fatalismo asumido, acredito que “tú has sido la última, después de ti, nadie”, quizás, el acaso no ha tenido que ver con esa aserción, simplemente, mi voluntad la que compele que sea así; condición, que pido a Dios, jamás cambie ¿por qué?, realmente no lo se, ahora no cuestiono mi intuición; mi conciencia se ha convertido, progresivamente, en una esclava servil de mis instintos viscerales, son ellas ahora quienes me gobiernan y rigen.
Están difícil escribir esto, debería obedecer al poeta Rilke “no escribas poemas de amor, póngase a salvo de todo esos motivos... “. Estoy contraído, sin nada que decir, en realidad, no quiero que el despecho me azuce a decir cosas marcadas con rencor, no obstante, te debo lealtad, y por tanto, no puedo ocultar lo que tú me provocas. Hiper sensibilidad mal nacida que me insta a contestarte; todo tan mamonamente humillante; tan dañino, remembranzas dolidas de nuestra idílica relación: desprecios, silencios mutilantes, palabras degolladoras. Pero era todo malo?, pues no lo era: carcajadas infantiles, susurros de amantes, labios heridos, carne-catarsis-carne; amor-dolor-amor. Maldita ecuación mecanicista instalada: Hombre=amor. Hombre=dolor. Amor=dolor. Entonces, Gracia, el amor es una mierda. Leibniz estaba errado al decir que el amor era: “sentirse inclinado a alegrarse en la perfección y el bien del otro, en su felicidad”; el amor no puede ser la búsqueda de la felicidad en el otro; yo busque tu felicidad, y aún así sufrí, quizás deba rescribir Noveaux Essais, y postular: “el amor esta en la búsqueda de la felicidad en el otro e infligir dolor a quien lo entrega”.
Eso quisiste Gracia?, protegerme, cierto?, dejarme de amar para que dejara de sufrir. Siempre fuiste mi amparo, en tu claustro encontraba resguardo a mis desequilibrios, tu inocencia disfrazada, tu ingenuidad tardía, tu pueril vida me obligaba a centrarme, a controlar mis pasiones, engrandecer mi serenidad; es por eso, que en aquella época, no existían “Conductas Suicidas”.O fue eso lo que motivo abandonarme?, no resististe que parasitara tu auxilio, al fin y al cabo, mi independencia y libertad no existía, para que?, mi subsistencia dependía de tu existencia; tenía razón Sartre y Simone de Beauvoir, enamorarse, es claudicar tu libertad en favor del otro, vez que el amor es una mierda, resulta inimaginable que una criatura pulule por el universo sin ser libre, pero el verdadero amor, lleva a la adhesión y ésta a la fusión. Yo=Tú=Yo. No hay individualidad y menos libertad, tus emociones e inclinaciones eran mías, mi agudeza e inseguridad eran tuyas. Lo siento Eric Fromm pero la realidad refutó su premisa: “amor maduro como unión a condición de presentar la propia integridad”, eso es imposible estimado Sr. Fromm, se ama y se pierde el Yo y el Tú; se ama y se configura el “Tú=Yo”, distintos de los primeros. Que desgracias es el amor, sacrificar por un sentimiento incierto lo mas preciado de una persona, ser libre y único, dos cualidades que definen a ser humano, luego, si quien se enamora pierde tales sones, ¿dejan de ser persona?; si tu respuesta es un SI, concluyo, que el amor, nuestro amor, era un suplicio.
Entonces por qué te ame?, sabiendo que sea tan indigno e inhumano?, por qué persigo signos inscritos en mi sub-conciente: tus gestos inocuos, tus frases sin sentido, tus sollozos de pendeja; por qué insistir en algo que no ya no existe?; todo murió; murió Gracia - murió en el libro de G. Blanco, y tú en la vida-; pero si están muertas por qué siempre las exhumo para encumbrarlas en lo mas alto del Zigurat y adorarlas?, simplemente, por que ambas las amo, y no me importa reconocerlo, ¿mamón?, quizás lo sea, no me importa la imputación; creo que amar es necesario, aun con todo el dolor que provoque, y las restricciones que establezca a la identidad y libertad; puede que ese sentimiento desfigure la esencia del ser humano; desfiguración necesaria porque evita que vivamos “enajenados”; la enajenación producto de separatividad; una vez aislado, buscas substitutos, casi siempre destructivos, mismo substitutos, que después de tu abandono, busqué y que llamé “Conductas Suicidas”...
En cuanto a las “Conductas Suicidas”, no voy a decir nada, ahí están, las nueve columnas -malditos números impares- ve tú lo que haces con ellas, no te culpo de mis actos, jamás lo haría, quizás lo único que te culparía es que me hayas permitido embelesarme de ti, porque fue el amor que me instó a realizar y escribir esas Conductas Suicidas, fue ese amor, que me movió, ahora, a cerrar esa serie de pretencioso ensayos, porque, al final del día, aún te sigo amando Gracia..
Gabriel.
(Dibujo y fotografía desenfocada de mi hermanita Claudia. Obra:Gabriel)

domingo, febrero 18, 2007

Carta a Gabriel (" Conductas Suicidas ". El Prefacio)


Se que para muchos es un misterio porque decidí petrificar en un blog o en mails, mis desafortunados, por no decir imbéciles, actos cometidos el año recién pasado; respondiendo a tal interrogante, debo decir, a manera de defensa, que tampoco lo se. Quizás, en esos medios, bizarros y anónimos, pensé que podía redimir mis culpas, o simplemente, dejar un testimonio sin sentido, de una parte de mi juventud, en que algún día, tales evidencias, revelaran una alguna respuesta a lo sucedido. Tal pitosino¡¡, y abalando mi proyección cósmica, fue, que en domingo parsimonioso, logre a través de una re-lectura de mis columnas, pedantemente llamadas , “ Conductas Suicidas “, encontrar la Fisis de mi destructivo comportamiento; y ese origen-justificación lo encontré en una carta...lo encuentre en una mujer:

Viernes 28 de abril 2006.
Jozhe:
“Son las 2/30 am, no puedo dormir, me ked pensando en lo k hablamos hace un rato, me da susto tu promesa, me da susto k digas k soy la ultima, no entiendo pok estas tan seguro de k yo soy la niña korrecta para ti, te lo he dicho muchas veces, me da miedo k me idealices, temo no seguir siendo tu Lilincesa.
Te quiero mucho y te lo digo en serio, se k no me lo krees, pero es así, creo k lo mejor es que dejemos todo hasta aki, y esta vez es en serio, tu planeas sacrifikar muchas kosas, y yo, ni sikiera se k hacer kon mi vida, no se k pasara conmigo de aki a un mes mas; y tu tienes la kapacidad de proyectarte hasta treinta años mas, sorry Jozhe no puedo seguir tu ritmo me da miedo todo esto, komo diriai tu, soy enferma de pendeja!
No sabes komo agradesko too lo k haces por mi, eri tan preokupaito, amorosito bakan, siempre pendiente de mi, siempre haciéndome sentir k soy una bitch; y k no se pok kieres estar conmigo si en el fondo yo no te doi nada de lo que tu realmente mereces; y creo k tu me das demasiado, tanto k no se komo manejarlo, komo kontrolar tus sentimientos hacia mi y todo lo k yo no pueda kontrolar me pone en una situación en la k no me siento komoda.
Porfa no creas k este correo es producto de mi periodo menstrual o algo así, aunke rekonosco k tiene un touch de eso, al fin me di cuenta k tu necesitas mas k una pendeja caprichosa, necesitai una mujer, una mina k te entienda, k sea tu amiga y sobretodo k te haga reír ( kosa k yo no logro) a lo mas konsigo k peliemos y nos digamos pesadeces =(
Te kiero, te kiero, te kiero Gabriel., pero necesito tiempo pa asimilar lo k me esta pasando kontigo, se k es un poko tarde para decírtelo, pero no kiero k tu regreso a Santiago koincida kon mi krisis existencial, porke, por lo k me has dicho, irte decepcionado seria horrible para ti, no kiero k eso pase, prefiero k todo se kede hasta aki, k me recuerdes komo tu pendejita bakan, floja, monga, maltratadora de Jozhezhito amorosito bakan por un tiempito, hasta k konoscas la mina ideal pa ti, prefiero eso, antes que vivir toa la vida diciendole al mundo: ella era la ultima, después de ella nadie, te lo dije las promesas se rompen...
Cuidate mucho, sigue siendo el mejor de los abogaditos y el profesor mas lindo k se haya graduado de laa eskuelaa de Derecho, ayuda a tu amiguis chiniti a pasar el examen de grado, sigue los pasos de don Gonzalo, no dejes de escribir, yo seré la primera en komprar tus libritos =) cuidate de Roberto, no te conviertas en ovejita descarriada como él; cuida a tu mama y tu hermana, komprate lentes de sol nuevos, esos te kitan el style de abogadito kool, portate bien y se feliz =). De verdad te kiero mucho negrito, pero es mejor asi!
Un besote y un abrazo amoroso . Lilin-Gracia ”.
Fue esa despedida lo que gatillo todo, la génesis de Conductas Suicidas, del primer párrafo de esas columna.” ....de enajenaciones, depravaciones y tristezas; un mes de reencarnaciones de ídolos literarios, Dickens, James Joyce, Marcel Proust , Vicente Huidobro, una vida libertina; bajos mundos, sexo, venenos, fiestas sodomíticas, amores idílicos y amantes suicidas, seguidores de Epicuro; Yo = Placer”..ahora entiendo todo, ahora se la raíz de mis actos...sólo una semana mas y todo, por fin, se habrá terminado.
P.D: Perdoname Gracia por haber hecho público algo tan personal, pero era necesario para mi bienestar.
(Ilustración de mi hermanita Claudia, la diseñadora. Obra: "Gracia")

sábado, febrero 10, 2007

El Exorcismo. ( Conductas Suicidas, Ultima Parte).

Ha transcurrido un mes, desde el irresponsable evento del 01/01/07; he perdido, en todo este tiempo, conciencia de lo ocurrido aquella noche, siendo mi falta de memoria el justificativo que soslaya mis conductas a-morales pretéritas. Por otro lado, mi soberbia continua explicando cada uno de mis actitudes dolosas, aseverando que son “parte del desarrollo normal de quienes quieren tenerlo todo” (y hasta ahora no tienen nada) siendo mi comportamiento imprudente propio del aprendizaje de esas personas.
Como ven, “Superbia et Luxuria“, son mis dos grandes Pecados Capitales. La Luxuria (lujuria), el deseo excesivo por la liberación del placer; y la Superbia (soberbia), el más grave de los Pecados Capitales, fuente de todos de ellos, razón de porque Lucifer fue despojado del cielo y arrojado al infierno; imperfección que Dante Alighieri describe como el: “amor por uno mismo pervertido al odio y desprecio por el vecino de uno”. Son estos Yerros Mortales, los que supuestamente provocan la destrucción de la vida terrenal y conducen a la condenación eterna...
Pues bien, y quizás, como muestra de mi Superbia, debo decir que no me importa ser crucificado acá en la Tierra, en el Limbo o en el Cielo por los hechos que cometí, no temo a las sanciones, que ya han sido muchas (soledad, enajenación, tristeza y despecho); no obstante, lo que me preocupa es el dolor y el daño que estoy infringiendo a las personas que amo. Una vez mi madre al veme en este estado me dijo: “Gabriel, no mereces lo que te haces“; o en la misiva que Mimosita me escribió: “a pesar de todo lo que haz pasado, que yo se que no es poco, en vez de salir adelante, caes en un retroceso, una involución horrible y lo sabes..” o Maria Elena, mi querida siquiatra: ”Tomémoslo así, fue la despedida de tus conductas suicidas, de ahora en adelante, tratarás de evitar toda conducta de autodestrucción, si en realidad así lo quieres”. De una u otra forma, mis conductas suicidas, ya casi satánizadas, que fueron en búsqueda de mi flagelación moral y mental también repercutían en otras personas, en mi madre, hermana, la Vero, en mi distante papá, en Roberto, y ,extraordinariamente, en mi querida y desaparecida Gracia. Ergo, y teniendo presente, que no quiero preocupar o hacer sufrir a quienes me rodean, es que decidí someterme al Exorcismo.
Soy católico, pero alejado de esas lidies, en particular de los mandamientos jaja, pero creo, que en este caso, se cumplen los requisitos exigidos por el “Rituale Romanum“. En primer lugar, la existencia de un poseído, o sea yo, ahora no se si estoy poseído por el diablo o de Mi (no se quien es peor jaja), y en segundo lugar, se exige alguna herramienta que pudiera ayudarme a desencantarme, a despertar, a des-poseerme, pero ese instrumento aún faltaba. Y es a ahí, donde ocurrió lo mágico. No se como sucedió, pero este juego esquizofrénico ideado por mi fue visto por Dios, Alá y Buda quienes me dieron una mano, porque en una ciudad desértica y costera como Iquique, donde es imposible que caiga agua del cielo, aparte del rocío, en una tarde soleada, comenzó a lloviznar. Era la señal, y el apronte para realizar mi ritual. Agua pura. Herramienta perfecta para exorcizar. Agua para un bautismo re-load.
Fue así, que salí al patio, agache mi cabeza en señal de contrición, apreté mis puños, y deje que las sutiles gotas borraran mis pecados, miedos, incertidumbres, tristezas, ostracismos y locuras; seguido y como lo pide el ritual, según el XII De Exorcizandis Obsessis a Daemonio repetí el siguiente latinazgo: “Credo in unum Deum, Patrem omnipotentem, factorem caeli eterrae, visibilium omnium et invisibilium. Et in unum Dominum Iesum Christum, Filium Dei unigenitum et ex Patre natum ante omnia saecula. Deum de Deo, Lumen de lumine, Deum verum de Deo vero. Genitum, non factum, consubstantialem Patri, per quem omnia facta sunt. Credo in unum Deum, Patrem omnipotentem, factorem caeli et terrae, visibilium omnium et invisibilium..”, finalmente, agregue, perdóname Mamá por haberte causado dolor...perdóname Gracia por no haber sido suficiente para ti..al pronunciar esas últimas palabras, cesó de lloviznar, cesando también, y creo que para siempre, mis " Conductas Suicidas ". Fin.