lunes, julio 02, 2007

La Autopsia. (De Locuras, Fatalismos y otros Demonios).


Leo a Rosney: “En determinadas condiciones, las leyes organizan la materia formando estructuras y sistemas más complejos”. Entones, impongo el siguiente imperativo hipotético kantiano: Leptones+ Hadrones+ Quark+ Átomo+ Molécula+ Célula+ Seres Vivos=Ser Humano. ¿Reivindicación extemporánea de la generación espontánea versión 2.7? ¿La vida fruto de lo inerte? Mismas interrogantes que afloraron hace cuatro años atrás.
Estando en mi último año de Derecho, me correspondió concurrir a la sangrienta cátedra de Medicina Legal, en la cual, los términos de vida, muerte y seres humanos constituían pajeos mentales imprescindibles, para aprobar el ramo. Aunque existía otro requisito que debía su cumplimiento el cual consistía en asistir en la realización de una autopsia.
Cuando supe de tal mórbido requerimiento me concentre, que tarde o temprano, llegaría mi insoslayable encuentro académico con la muerte y, por tanto, debía tranquilizarme.

Fue así que aquel regañadiente día llegó y tuve que concurrir al Instituto Médico Legal para colaborar en la realización de un peritaje legista sobre dos cadáveres. No fui solo, me acompañaba la displicente Negra que también debía cumplir con tan peculiar requisito. Recuerdo que era un viernes soleado,
“¡que dicotomía¡“, comentaba a la Negra, “un perfecto día primaveral semi festivo y nosotros dirigiéndonos a la imperfecta estación fría y lúgubre que es la morgue”. “¡Son gajes del oficio¡” replicaba ella, agregando, “en nuestra trayectoria, como paladines justicieros, siempre veremos rodar cabezas, vísceras y cuanto órgano en descomposición derive de un homicidio o accidente mas si se nos ocurre la mala idea de ser fiscales”. Palabras desdeñosas con sentido, pensaba. ¿Acaso los ojos, brazos, gónadas, vísceras y sangre, son piezas solitarias sin valor alguno? ¿Qué provoca que minimicemos las facciones de nuestro organismo en grado de inocua importancia? ya no había tiempo para respuesta a tales preguntas habíamos llegamos a la morgue.
En primer instancia percibí olor a sangre, a muerte y fatalidad (sensación inmemorial que todavía me acompaña a son de alerta de alguna tragedia venidera). Entramos y la imagen de la muerte nos bofetea,
postal aterradora, dos cuerpos mutilados recostados en mesas de metales. La Negra, impertérrita en ocasiones similares, no soportó repugnante paisaje y escapo de la sala, yo habría salido también, pero el hedor de la sangre y carne en descomposición atrofiaron mis sentidos, estado amniótico que sólo rompió una frase al vació ¡ah tú eres el postulante abogado, toma el cuaderno y el lápiz, rápido¡, era el medico legista, hombrecito delgaducho vestido con un delantal bañado en rojo que lo cubría, mismo personaje que insistió, “¿no me escuchaste toma un lápiz y papel”, un segundo de obstrucción, luego reaccioné tontamente y tartamudeé una respuesta afirmativa. Empezamos el protocolo de autopsia. Primero, inspección ocular, hombre, perdón sujeto (estaba muerto), de apenas 1.60 de altura, obeso, 40 años, chofer de autobús, accidentado hace 3 horas en colisión frontal, su cuerpo manifestaba toda clases de lesiones externas, equimosis, hematomas, edemas, fracturas cerradas y abiertas suficiente para haber dejado existir en unos cuantos minutos, no obstante, teníamos que conocer la causa real de su muerte. Según el protocolo, lo que sigue, es analizar la cavidad craneal, lo cual significa abrirla, aunque no pensé con la brutalidad que realiza tal actividad. Básicamente, el médico legista toma una cierra eléctrica y corta el hueso occipital del cráneo dejando que salga el cerebro o lo que queda de él. El hombre, perdón el sujeto, se convierte en un simple objeto; vísceras, extremidades, sangre y cerebro son reliquias que develan una historia de alegrías, penas, éxitos y decepciones, pero sólo eso, vestigios y basura, piezas inertes, con valor únicamente para las bacterias del subsuelo que se deleitaran con ellos; ya no hay alma, ni pensamientos, ni voluntad sólo un cuerpo que encierra inactivos órganos que alguna vez tuvieron importancia. Me parecía extraño que estuviera hablando con tal grado de indiferencia, al igual como lo hizo la Negra, al igual como lo hacía el Doc, después de abrir la caja toráxico y luego la abdominal, en una acto, que días antes, lo hubiera considerado de sumo salvajismo, pero el hedor a putrefacción y la imagen cadavérica de aquel individuo insertados en mi inconciente guiaban mi razonamiento hacia el siguiente postulado, eso no era humano sólo una cosa inservible. En aquel momento, me encontraba en un estado letárgico, tal conclusión me retrajo mentalmente, y eso el medico lo notó, diciéndome “oye muchacho, despreocúpate, esta muerto, pero ya habrán otros, recuerda que la vida es una necesidad”. Después de escuchar esas palabras, me tranquilice y continué con el siguiente cadáver.
Tan pronto finalice con el maldito ejercicio volví prontamente a casa, inundado de imágenes macabras, impregnado a hedor a sangre y sabores nauseabundos y con una punzante interrogante, qué significado tenía eso “de la vida es una necesidad”, cómo alguien podía decir algo semejante después de tratar brutalmente a esos sujetos.
Pues ahora entiendo lo que dijo el médico. La vida es un ciclo, fanáticos religiosos hablan que el hombre vino del polvo y del polvo volverá, y sin perjuicio que su exacerbación nubla sus mentes, en este punto tienen algo de razón; la vida proviene del juego, perfectamente escrito, de componentes inocuos y simples como un Quark, pero que determinadas condiciones, se configuran para formar átomos, moléculas y en células que en su máxime genialidad termina creando al ser humano, no obstante, llegará el momento que el quark pedirá su libertad, y se despegara de los átomos, y estos, a su vez de las moléculas y finalmente de las células, perdiendo el ser humano todo sustento, hasta que el Quark
volverá, nuevamente, a conjugarse con otro inerte Quark e iniciar así, nuevamente, el juego de la vida, porque al fin y al cabo la vida siempre será una necesidad.

33 comentarios:

El Simon Mazzet dijo...

Es impactante la experiencia, en si el cuerpo es solo un objeto inservible si esta ausente de vida, no me impacta tanto ya que he visto mucha imagen de ese tipo en programas, pero no es fácil lidiar todo el tiempo con ello.

romybella dijo...

Quede pasmada frente a tu experiencia , cada ser humano tiene segun su creencia,o talvez de un puntoi de vista cientifico de ver la muerte. Sinceramente se agradece tu relato fuerte, pero nos muestra de cada ser humano tiene una experiencia distinta claramente frente a las tan temible muerte.
saludos,
Romy

Angel y Demonio dijo...

Chamullentin, el relato está buenísimo, pero no me digas que olía a putrefacción, mira que estaba fresquito! (recien a las 24 horas empieza la parte realmente fea) Lo que si, la sangre e interiores tienen un olor extraño, de esos que despiertan el instinto de superviviencia. Yo también he estado ahí mirando, aprendiendo, y pensando que si quisiera encontrar un aesino en serie, el primer lugar donde buscaría sería entre los auxiliares que arman y desarman cadáveres. Me gustó mucho tu post y sus preguntas! Saludos.

AkashA DulcineA dijo...

La muerte también es una necesidad... es más, aún como cuerpo sin respiración da para algo: el aprendizaje... frío pero en profesiones como la tuya hay que PENSAR más que SENTIR.

Dejo Huellas de Besos con Colmillos... V V

P. D. El cambio de piel es por mi cumpleaños, es perfecta ocasión para metamorfosearse, ¿no crees?

Esther dijo...

Muy buena tu conclusión y totalmente cierta. Pienso que los textos religiosos, no hay que tomárselos al pié de la letra, son palabras, historias detrás de las cuales puede esconderse una gran verdad, a veces traen mensajes ocultos, y tenemos que saber interpretarlos.

Qué impactante debe ser ese espectáculo que viste. Y sí, a veces, puede sorprenderte la indiferencia de ciertas personas pero, claro, ellos se nota que ya están acostumbrados; dice un dicho:

" A todo se acostumbra uno"

Creo que es cierto en general.

Saludos.

Libelula dijo...

Hermoso hermoso.. y excelente conclusión para pensar en un día de frío.. como estos..
Yo creo que ultimamente mi única necesidad, es de ser honesta conmigo misma.. y no tener que mentirle a los demás.

Bezotezz ;3**

ERÓTIKA dijo...

Creo que en ésta vorágine que es el vivir si no tenemos nuestros minutos de silencios, y de paz en que podemos oír nuestra respiración asi como nuestros pensamientos explotaríamos, y lo peor de todo sin darnos cuenta.

Respecto ala homofobia creo que son homofóbicos aquellos con tendencia ala homosexualidad y es una mera reacción de autodefensa ante semejante posibilidad, yo jamás cambiaria el cuerpo peludo de un hombre por la suavidad de una mujer, soy partidaria de la pasión desenfrenada de unas manos fuertes recorriéndome con vehemencia...

Besos erótikos, y bienvenido denuevo querido amante.

Sita kathacoil dijo...

Hello Gabriel

Pasaba por aqui para agradecer la devoluci�n de mi carnet, ni siquiera me hab�a percatado de su p�rdida.
Parece que la "chachara" estuvo buena porque ahora usted dej� el suyo en mi cuchitril, o sea. nadie que sepa que "a Salvatore le dec�an el artista del verano en la decada de los 70, porque durante el a�o se dedicaba a invernar pero a llegaba los dias festivos de verano y sus temas comenzaban a sonar en todas las vitrolas" deber�a reconocer siquiera que tiene carnet.
Adem�s parace que no solo dejo su carnet en mi boliche sino que tambi�n su modestia : "A mi ahora me dicen el Salvatore del Norte, porque llega el verano y siempre meto un hit" �ser� acaso eso motivo de orgullo digo yo?

Como usted sabe, el lenguaje te condena y la escritura te crucifica.

Cari�os
La del Blog de m�s alla...

PD: Le� tu texta interesante tu experiencia, mejor a�n la reflexion.. mejor dicho, cada vez me sorprende m�s, gratamente tus escritos.

Isidora Cousiño dijo...

Leo todo esto, y no sé. Cierro los ojos. Hoy es un día en que me angustio con todo. Pero me encanta, me encanta como escribes.

Cariños.

PD. Muchas gracias por ponerme en tus links, pero (en secretito, así bajito) es cOusiño.

reikiaduo dijo...

¿La vida es una necesidad?, bueno, en todo caso mi vida sí que es una necesidad para mí, porque sin ella...

Astrid dijo...

Nuestro cuerpo es solo un traje de tintorería y como tal se desgasta hasta que un día...

Te tengo cariño, recuerdas... tu fuíste mi primer visitante..
Un beso..

RO dijo...

ufffffffffffff q' fuerte y q' recuerdo se m isieron presente
en mi mente kede sin palabras
un besito muackis t kiero mi niño
cuidese montones xau :-s PITITA

[Karoh] dijo...

algo pekeño escribí.

::: Isis ::: dijo...

Tarde, pero llegue.


Es muy interesante ver las experiencias y visiones del resto, aunque uno no las comparta... creo que nadie tiene la verdad abosluta, por eso es bueno leerte... porque asi se que mi vision sobre la muerte es solo una centisima que se ha complementado hoy a la tuya.


Besos!

Sirena dijo...

Trabajo en el hospital, pero afortunadamente nunca he asistido a una autopsia (ni falta que me hace). No creo que pudiera soportar esa visión de un cadáver y como le abren. Como dices tú, el hombre vino del polvo y en polvo volverá. Se va descomponiendo el cuerpo hasta que sólo queden los huesos, y de ahí todo polvo. Es pura química. Así es la vida. Uff, que macabro. Mejor no lo pienso. ;) Besotes, mi amigo.

[Karoh] dijo...

Que eres tierno!!
Sabes, hace algún tiempo un blogger me dio su mail y se ha transformado en una linda experiencia, si quieres, preuniversitaria@hotmail.com
besos

Carolina dijo...

que fuerte la muerte,cuando ya no existes y eres puro cuerpo.
besos gordos
nos seguimos visitando

Yume dijo...

que experiencia, pero si entiendo que las personas que trabajen en esos lugares tengan que tomar cierta postura indferente, aveces creo que es para mantenerse a salvo de la locura o para mantener cierta postura equitativa, asi como muchos medios, enfermeras, todos aquellos que se enfrentan día a día entre esa linea de vida y muerte...

Cuerpos que contienen almas, creo que son las que dividen lo vivo de lo inerte, el cuerpo solo no es nada, necesitas un todo para hacerlo un ser...

Me agrada mucho como escribes, te dejo un saludo caluroso y gracias por seguir visitando mi blog

Chichi dijo...

Hola "paladín justiciero"

tu crónica me mantuvo tan atenta que pude ver cada "postal aterradora"...

saludos!

kuki dijo...

Asi q en la morgue...uyyyy
no sé si tendria estómago, aunq la medicina legal me parece muy interesante.
Como vez, he vuelto
saludos

Anónimo dijo...

Sacado del blog del gen suicida (de su ultimo post VITRINAS, TROFEOS Y RECUERDOS del 8 de julio) siento desenmascararle pero sus insultos gratuitos para todos los comentaristas sobran...
2 comentarios Cerrar esta ventana Ir al formulario de comentarios
Anónimo dijo...
Vaya hombre así que el trol de los insultos para ángel y demonio y todos sus comentaristas de tiempo atrás eras tú...después de analizar tus escritos caigo en la cuenta que eras tu...risas diablesass

Giros de palabras te delatan chaval....

dom jul 08, 05:39:00 PM


Gen dijo...
Y? No hay que ser muy espabilado para averiguarlo. Ya estábais tardando. En vez de analizar haber preguntado y habías acabado antes. Pero, vamos, que me da igual que lo sepa cualquiera. Solo yo sé los por qués y eso me basta. Si quieres saberlos tú también te los explico en persona; es de la única forma que yo iba a conseguir explicártelo y tú entenderlo...y, sobre todo, nos íbamos a ahorrar un montón de tiempo y tonterías.

Por cierto, quién eres? Te atreves tú?

Abril_de_otoño dijo...

de pasada spiando ejejej

el texto esta buenisimo,
muy buena tu conclusion a vaeces los textos y escrituras religiosas se toman demaciado en serio, si al final somos solo carne y huesos o no?

impactante historia....

besos

abril...

[Karoh] dijo...

menos mal que mi profe de medicina legal era el más mula del mundo y solo mostró un video, y además ni fui a esa clase.
Igual una compañera me contó que hace varios años atrás fue a una autopsia, y pa abrir el cráneo usaron un cerrucho, bien freak la volá esa.
Apenas me desocupe de Minero me conecto.
Besos colega!

Maria Cristina dijo...

Eso si es una experiencia de vida, el resto se queda chico, sabes me gusta tu forma de pensar, sigue gritando a los 4 vientos soy asi y bienvenidos a mi mundo, un abrazo de una amiga boliviana

VerónicaBas dijo...

Es dia lunes, me duele la cabeza y mi desconcentracion esta en su maximo nivel... sorry!

Por ahora te dejo un saludo!

Vuelvo a leer despues!

Besos!

Acceso Libre dijo...

Hola Gabriel!

Hemos hecho un link a tu blog en Acceso Libre, si no estas de acuerdo solo debes comunicarlo.

Además se ha agregado otro blog a la comunidad que entrega música y debate.

Te esperamos!

Carrie Kasabian dijo...

Hola Gabriel!

Te escribo para saludarte... Que tengas un muy FELIZ CUMPLEAÑOS!!

Espero que la hayas pasado bieeen... y ojalá que hayas visto Efemérides del Mundo (uno de mis blogs), para que veas que me acordé de tu cumple... :D

Se le quiere, Gabriel... se cuida...
Besos, Carrie Kasabian (DJ Empire)

Carrie Kasabian dijo...

PD: Mucha suerte en todo lo que te plantees... :)

VerónicaBas dijo...

Yo te habia saludado en Acceso Libre ese mismo dia... supongo que estabas en un estado que te permita recordarlo... jajaja!!!

FELIZ CUMPLEAÑOS

Saludo oficial y atrasado.

Besos y abrazos!!!!

Rosemary, C dijo...

Curioso. No se me ocurrió pensar en esa área de las leyes, y mucho menos en que tendrían que ser partícipes del descuartizamiento del que alguna vez también pisó ese suelo y cruzó aquella puerta. La gente tiene una tendencia a insensibilizarse, y con el paso del tiempo olvidan que alguna vez les provocó una mezcla de asco y miedo, y quizás cuántas cosas más.

Y sólo digo, que aunque no estuve en una autopsia como tal, pisar la morgue con su olor a formalina y sus instrumentos sobre el mesón es algo bastante distinto. Ah, pero sí vi como le sacaban un par de vísceras a un señor que no cabía en la urna... y cada sábado había un espectáculo de partes corporales descuartizadas con fines de estudio.

A veces añoro esas cosas pero sólo por lo distinto de la situación.

Saludos;
Carolina.-

BELMAR dijo...












Luego de mojar su pálido rostro y ordenarse frente a un espejo roto y sucio, se deslizó por la calle desierta hasta el bar en donde sus compañeros de toda la vida continuaban poetizando el hígado y disfrutando de una delicada melodía jazz. Entró al viejo local, besó a cada uno en la mejilla y volvió a la calle en silencio. Continuó sin prisa hacia su destino, sin dejar nada al azar: orinó en la puerta del Museo y se alejó por entre casas y escombros mientras recordaba los tiempos de La Internacional. Fue desde aquel frío amanecer que nadie volvió a ver su caminar inexacto por las calles de la ciudad...



BELMAR





La Chinita dijo...

Despues de esa autopsia pude confirmar que el cuerpo sin vida es solo carne y es tratada como tal.

Maria Cristina dijo...

saludos para ti