martes, abril 17, 2012

Iglesia de nuestra Señora de la Divina Providencia


Fatídicos números impares; 27 de febrero, 03:34:17 AM, 00:02:45 de duración; movimiento desmoralizador, grito subterráneo; excarcelación del diablo; confabulación del infortunio, salvo, una falsa excepción, el sostén del muro de una Iglesia del siglo XIX; “Divina Providencia” alcance a invocar, cuando los endemoniados adoquines de barro castigaban mi cabeza hasta producir el daño que me obligó ascender (o descender, porque aún no veo a la Virgen, ni a Pedro ni a José).

No hay comentarios.: