jueves, febrero 21, 2013

El Mensaje Oculto





 Y un papelito delatador naufragaba en el charco de sangre que fluía del afluente de la malograda: "A veces te quiero. A veces no te quiero ni un poquito, pero hoy, me levanté queriéndote y, espero, acostarme igual".
1)      Plena prueba de un suicido. 2) Prueba confesional de un asesinato. 3) Revelación de un hecho sobrenatural.
Vestigio de pura verdad, que espera sin apuro, que fiscales, peritos, prensa, curiosos, jueces y dioses patriarcales, extraigan de ese trocito lo “ocurrido” esa noche(día) furibunda (templada); descubran al o los (auto) culpable(s) y logren la fantaseada justicia.
Bendito seas insignificante pergamino que das trascendencia a la inexistencia.
     (Tienen todo/No tienen nada)